Loader
 

Cimentación con micropilotes hincados a presión PushPile

Los micropilotes son elementos constructivos, normalmente empleados como cimentaciones profundas y constituidos por unos tubos de acero de sección circular y pequeño diámetro. Se utilizan cuando se requiere transferir las cargas de una estructura a elevadas profundidades debido a la presencia de un terreno poco resistente. Se pueden utilizar tanto para nuevas edificaciones como para reforzar estructuras existentes que necesitan modificar el tipo de cimentación por diferentes razones.

 

Cimentación con micropilotes hincados a presión PushPile

 

Tipos de micropilotes

Cimentación con micropilotes hincados a presión PushPile

Los micropilotes se pueden diferenciar en dos grandes grupos. 

Por una parte, está el micropilote convencional que se realiza con máquinas pesadas y que, para instalar el tubo de acero, necesita perforar el terreno hasta la profundidad requerida. 

Por otra parte, podemos encontrar los micropilotes hincados por presión, que permiten la instalación del tubo de acero por medio de un gato hidráulico de pequeñas dimensiones. Esta última técnica es la más novedosa en este sector y DIFECH ha sido la primera empresa de España en introducirla de forma exitosa en el sector bajo el nombre PushPile

 

 

¿Quieres conocer nuestra técnica más a fondo?

Consulta nuestra guía de micropilotes

guia-micropilotajes-hinca-gato-hidraulico-no-invasivo-difech-banner

 

Ventajas de los micropilotes PushPile

La técnica de ejecución de los micropilotes PushPile es muy sencilla. Consiste en hincar por presión un tubo de acero en el terreno utilizando como reacción la misma estructura que se tiene que reforzar. Esta técnica de micropilotes tiene numerosas ventajas frente a la tradicional:

  • Al no perforar el terreno no se producen residuos de material, lo que permite mantener la zona de trabajo mucho más limpia.
  • Todas las herramientas utilizadas son de tipo eléctrico frente a las maquinarias con motor diésel utilizadas con los micropilotes tradicionales, eliminando así la producción de humo en la zona de trabajo y reduciendo el ruido general de la obra.
  • Todas las herramientas se transportan a mano y por lo tanto es posible entrar en las viviendas o acceder a zonas de muy difícil acceso sin impedimento.
  • No se producen vibraciones ya que el hincado del tubo de acero se produce por empuje y no por golpeo.
  • Es posible trabajar con una altura libre mínima de hasta 1,6 metros.

Cimentación con micropilotes hincados a presión PushPile

 

  • Durante la instalación se monitoriza de forma continua las presiones alcanzadas por el sistema de hinca gracias al empleo de un manómetro. De esta forma es posible verificar la capacidad resistente de todos los elementos que constituyen el micropilote.
  • Es posible instalar los micropilotes con precarga eliminando casi por completo los asentamientos primarios del micropilote.
  • Permite el levantamiento, obteniendo así la recuperación parcial o total de los asentamientos (dependiendo de la respuesta estructural).

Permite detectar en cada punto de la instalación posibles variaciones locales del terreno que no se han encontrado en los estudios geotécnicos previos pudiendo efectuar las correcciones necesarias durante la obra.

 

Cimentación con micropilotes hincados a presión PushPile

 

Técnica de ejecución de los micropilotes PushPile

El procedimiento para la instalación de los micropilotes puede aplicarse siempre que exista la necesidad de transferir las cargas de las estructuras a mayor profundidad. La ejecución consta de 5 fases:

  • Primera fase: preparación de la zona de trabajo. Dependerá de si se trata de una obra nueva o una rehabilitación. 
  • Segunda fase: instalación de las placas de unión. Podrán instalarse por medio de tacos mecánicos o químicos, en función de la calidad del material de la cimentación.
  • Tercera fase: instalación de los micropilotes. Se monitoriza la presión y se comprueba el levantamiento continuamente.
  • Cuarta fase (opcional): precarga y levantamiento. 
  • Quinta fase: soldadura y corte del micropilote.

 

Conoce nuestros proyectos realizados con la técnica PushPile. Diversas obras de recalce de cimentaciones con micropilotes en viviendas, muros, piscinas, y edificios históricos mediante una técnica no invasiva, con garantías de fiabilidad y durabilidad.

 

consulta-experto-grietas-inspeccion-tecnica-difech

Sin comentarios

Publicar un comentario