TECNOLOGÍA de Micropilotes

Roto&Push es el innovador sistema de pilotaje de DIFECH que, gracias a su reducido tamaño y de su simple modo de instalación, puede utilizarse sin limitaciones, tanto externa como internamente, en cualquier estructura, incluidos los subsuelos.

 

La principal ventaja de Roto&Push consiste en la posibilidad de elegir el modo de instalación de los pilotes en función de las condiciones geotécnicas y estructurales para cada situación. La instalación puede realizarse o bien mediante rotación o bien por hincamiento, mediante el empleo de un pequeño excavador o de un gato hidráulico respectivamente.

 

Roto&Push ha sido desarrollado por DIFECH empleando la mejor tecnología disponible en el mercado, garantizando así la fiabilidad y la durabilidad en el tiempo de los resultados obtenidos.

Guía Técnica micropilotaje

CAMPO DE APLICACIÓN

Roto&Push podrá aplicarse cada vez que exista la necesidad de transferir las cargas de las estructuras a mayor profundidad.

Esto sucede frecuentemente cuando las estructuras transmiten importantes cargas al terreno, pero también cuando, en presencia de cargas limitadas, el terreno de cimentación posee características mecánicas deficientes o bien cuando se ve afectado por variaciones del nivel freático.

 

 

Los técnicos de DIFECH elaborarán una propuesta de intervención personalizada para cada tipo de situación tanto en el sector de la consolidación como para estructuras de nueva construcción. Para el caso de estructuras  de tipo temporal la tecnología Roto&Push permite la instalación de pilotes por tiempo limitado, siendo posible su desinstalación.

PILOTE

Roto&Push utiliza pilotes constituidos por elementos modulares de uniones roscadas en acero S355. El elemento estándar empleado tiene una longitud de un metro, un diámetro y un espesor a partir de 76 mm y  8 mm.

 

Con la finalidad de aumentar la capacidad de carga de los pilotes, es posible:

 

  1. Acoplar hélices de diámetro 130mm en los primeros elementos instalados.
  2. Adaptar los pilotes con válvulas para la posterior inyección de lechada de cemento.

PROCEDIMIENTO DE INTERVENCIÓN

En Roto&Push, como ya se ha mencionado anteriormente,  la instalación puede realizarse o bien mediante rotación o bien por hincamiento. Cuando sea necesario se perforarán las estructuras o el terreno de cimentación para permitir la posterior instalación del pilote.

 

La instalación del pilote continúa hasta alcanzar el terreno firme, monitorizando de manera continua la presión o el par aplicado sobre el pilote. De esta manera puede verificarse en cada punto de la instalación si las condiciones geotécnicas corresponden con las obtenidas en el estudio previo realizado; en caso contrario se efectuarán las correcciones necesarias durante la obra.

 

La unión de los pilotes Roto&Push a los cimientos de hormigón armado se efectúa utilizando placas metálicas de diferente formas según las necesidades. Las placas en acero S355 se fijan de forma definitiva a los cimientos mediante anclajes que pueden ser mecánicos o químicos según la calidad del hormigón. Para cimientos de otras características es posible realizar un encepado en hormigón armado.

 

Antes de la unión final pilote-placa, se procede a la aplicación sobre el pilote de cargas próximas a las de trabajo para así reducir drásticamente el asentamiento primario (o a corto plazo) que se produce posteriormente a la unión con la estructura debido a la transferencia de la carga.

MATERIALES Y VENTAJAS

MATERIALES

 

Roto&Push utiliza tanto para los pilotes como para las placas acero S355 de origen certificado. Todo el proceso de fabricación y asemblado está sujeto a estrictos controles según la normativa vigente.

 

 

VENTAJAS

 

En comparación con otras tecnologías de pilotaje tradicional, Roto&Push:

 

  1. Reduce drásticamente la invasividad, el impacto y la duración de la obra.
  2. Ofrece la posibilidad de elegir entre diferentes modalidades de instalación (rotación o hincamiento) en función de las características geotécnicas y estructurales.
  3. Permite detectar en cada punto de la instalación posibles variaciones locales del terreno que no se han encontrado en los estudios geotécnicos previos efectuando así las correcciones necesarias durante la obra.
  4. Permite verificar la capacidad de carga de cada pilote.
  5. Permite la precarga de los pilotes reduciendo drásticamente los asentamientos primarios.
  6. Permite el levantamiento, obteniendo así la recuperación parcial o total de los asentamientos (dependiendo de la respuesta estructural).
  7. Permite obtener una alta resistencia a la tracción del pilote mediante la utilización de hélices en los primeros elementos.
  8. No produce material residual, evitando el transporte y la manipulación a un vertedero autorizado.
  9. No provoca vibraciones dañinas.

Artículos relacionados